dimarts, de juny 07, 2011

Encuentros y desencuentros ('Tokio Blues')


En 1987, el japonés Haruki Murakami publicó 'Tokio Blues', uno de mis libros preferidos. Él lo había titulado ‘Norwegian Wood’, igual que la canción de ‘The Beatles’, a la que hace referencia en la novela. La editorial eligió que se llamara como todos conocemos y dejó la idea inicial del autor como subtítulo. La película mantiene el nombre de ‘Tokio Blues’.

Llevar una novela de Murakami al cine no es fácil (hasta ahora nadie había obtenido su permiso) pero el coreano Tran Anh Hung lo ha hecho francamente bien. Ha tardado cuatro años, es verdad, pero ha respetado la sencillez, la sensibilidad e incluso la dureza del libro. Algunos pasajes interesantes se han quedado por el camino, pero, lógicamente, en poco más de dos horas no podía explicarlo todo.

Los tres personajes de esta historia de amor de encuentros y desencuentros de juventud, cuando todo es nuevo, están brillantes. Ken’ichi Matsuyama es Toru Watanabe, un estudiante introvertido y con unos sentimientos puros. Rinko Kikuchi (la sordomuda de 'Babel', 2006) es la atormentada e inestable Naoko, que no supera el suicidio de su novio, con sólo 17 años. Toru, Naoko y Kizuki (con un papel testimonial, aunque todos cuelgan de él) salían siempre juntos. Eran casi inseparables.

TORU, ESE ‘ÁNGEL’ QUE SIEMPRE ESTÁ

La guapísima Kiko Mizuhara (en la foto) es la tercera protago-nista importante de ‘Tokio Blues’. Igual que Naoko, Midori (así se llama su personaje) también ve a Toru como un ángel, como la persona que siempre está cuando se le necesita, sin protestar, sin pedir nada a cambio. Da la sensación de ser una chica muy contradictoria, pero diría que sólo lo es de puertas a fuera. En un momento de la película dice algo así: “Cuando me ames, ámame sólamente a mí. Cuando me abraces, abrázame sólo a mí. Haz lo que quieras conmigo, pero no me hagas daño”. Más claro, imposible.

Tanto la fotografía como la música de la película son impecables. Anh Hung logra esa atmósfera lánguida y poética que transmite la sensacional obra de Murakami. La lluvia, el viento y la nieve le sirven al director coreano para transmitirnos el carácter taciturno de Toru y Naoko, que viven un amor entre lo enfermizo y lo imposible. Los pocos colores cálidos y las escasas sonrisas nos la regala Midori, que es como una pequeña flor en medio del desierto. Esa mínima esperanza por la que vale la pena vivir.

No llega a la contundencia del libro, pero, para mí, fan incondicional de Murakami, la película es de visión obligada. Pausada, sin prisas, poética y con mucho sentimiento, aunque no todos sean positivos. Maldita vida. Maldita muerte.

Buena semana a todas y a todos.

23 comentaris:

òscar ha dit...

Començaré pel llibre que, per aquelles estranyes coses de les personals tries lectores, no he llegit tot i que és per casa.

Molt bona setmana, crack!!!

Carme ha dit...

Jo també sóc incondicional de Murakami i m'han agradat totes les novel·les i contes que li he llegit.

I ja pensava veure la peli, tot i que em feia una mica de por, ja que em sembla difícil portar Murakami a la pantalla, però m'hi animes. Apa ja me l'apunto segura!

Gràcies Jordi. Una abraçada.

la reina del mambo ha dit...

Comenzaré por el libro, si me es posible.
Gracias por las estupendas recomendaciones.
Un beso

Mar ha dit...

pues a mi la película no me ha emocionado. La vi dos veces, una en casa y la segunda en el cine, para confirmar que la peli se pasa de superficial. Demasiado poética y poco sentimiento. Pero bueno, tampoco puedo decir que sea horrible, simplemente confirmó las bajas expectativas.

GEMMA ha dit...

Doncs l'hauré de veure, gràcies Jordi per l'apunt.

GEMMA ha dit...

Per cert Jordi coneixes la web filmin.es ? L'acabo de descobrir i és del tot interessant.

Belén ha dit...

Tengo que ver la película, yo soy también una gran fan de Murakami (y quién no)

Besicos

BLN ha dit...

El llibre em va agradar moltíssim, espero que la peli també. L'aniré a veure aquest llarg cap de setmana.

Marta M.Q. ha dit...

Jo dec ser de les poques persones a qui no va entusiasmar ni el llibre ni la pel·lícula. I mira que he vist força cine asiàtic i m'agrada!Un petó

rits ha dit...

A mi em passa com l'Òscar, hauria de començar pel llibre!

Joana ha dit...

Murakami, Tokio Blues...l'autor i el llibre m'agraden. No sabia què tal la pel.li...ara veig que val la pena. En saps un niu de comentar! :)
Petons Jordi!

maijo ha dit...

Hauré d'anar a veure-la. Vaig llegir "Crónica del pájaro que da cuerda al mundo" i em va encantar, encara avui relaciono coses que em passen amb la peli.
Els teus post em van molt bé. Gràcies.

maijo ha dit...

Volia dir amb el llibre. Ja m'agradaria, ja, poder-lo contrastar amb una peli.

Camy ha dit...

Ni puedo,ni quiero añadir nada más. comulgo contigo en toda esta entrada. Añado:Midori es la luz y la verdad.
¡qué ganas tenía de comprobar el que te gustará tanto como a mí!
Un beso

Deric ha dit...

Vaig descobrir Murakami amb After Dark i l'he continuat amb El salze cec... M'encanta. Segur que miraré la peli

jordicine ha dit...

Doncs t’agradarà, ÒSCAR. Molt bona setmana!

A mi també m’ha agradat tot el que he llegit d’ell, CARME. Una abraçada.

Un beso, LA REINA DEL MAMBO.

Yo creo que transmite perfectamente el ‘espíritu’ del libro de Murakami. Llevar al cine ‘Tokio blues’ no era fácil. A mí la película me ha sorprendido positivamente. Un abrazo, MAR.

Gràcies a tu, GEMMA. No la coneixia. La vaig mirar l’altre dia, després de llegir el teu comentari, i dóna la sensació d’estar força bé!

Besicos, BELÉN. Te gustará!

Doncs ja m’explicaràs, BLN.

Un petó, MARTA M.Q. Això dels gustos és complicadíssim. ;P

Doncs vinga, RITS! Un petó.

Gràcies per les teves paraules, JOANA. Petons.

Gràcies a tu, MAIJO. Jo aquest que comentes encara el tinc pendent!

Y yo me alegro tremendamente de coincidir contigo, CAMY. Ya sabes que valoro mucho tu opinión. Un beso y hasta pronto.

A mi Murakami no deixa de sorprendre’m, DERIC. Tot el que llegeixo d’ell m’agrada! Una abraçada.

ñOCO Le bOLO ha dit...


· Una película para tomar nota. Siempre me interesa el cine oriental

· Saludos, Jordi

CR & LMA
________________________________
·

Flavia Company ha dit...

Ya que comentáis al autor japonés que da lugar a la peli, permitidme que os recomiende la lectura de una autora japonesa insuperable que también ha sido llevada al cine y que no sé si ha aparecido por aquí en algún momento en que yo no he estado atenta. Se trata de Hiromi Kawakami. En España editorial Acantilado ha publicado dos de sus títulos, a cual mejor.

alvaro ha dit...

Ya gracias a ti tengo pelis para sacarme de la biblioteca o buscarlas de algún otro modo. Como siempre,me fio de tu juicio.

babel ha dit...

Hola Jordi, pues volvemos a estar de acuerdo, es una película estupenda y una adaptación de la novela bastante bien hecha, ya sabes que me gustó mucho. La única pega (que no quita lo principal) que le veo es que no recoge ese sentido nostálgico de la novela que tan bien logra Murakami, supongo que porque comienza en tiempo presente y el libro se plantea como un recuerdo de la época de estudiante. Si hubiese logrado eso, para mi sería perfecta del todo.

Un saludo ;)

jordicine ha dit...

Saludos, ÑOCO LE BOLO.

No había aparecido por aquí, FLAVIA COMPANY. Apuntada queda. Este fin de semana voy a comprarlos. Gracias. Y un abrazo!

Gracias, ÁLVARO. Hasta pronto.

Me alegro de volver a coincidir contigo, BABEL. La película y el libro tienen ‘tempos’ diferentes, pero la adaptación es muy buena. No es perfecta (lo vemos igual), pero vale la pena verla. Saludos!

Marc (Todo Sobre Japón) ha dit...

Hola

Si analizamos la película sin pensar en el libro es una buena película de autor, ejemplo del cine asiático que puede gustar mas o menos, pero una buena película.

Pero, ¿hacia falta hacer una película de autor de un libro de autor?. Veo un choque de egos por parte del director de la película por hacer la historia suya. Creo que una adaptación mas fiel hubiera gustado mas, ya que a mi parecer la grandeza del libro esta en la historia de descubrimiento de Toru Watanabe que en la relación en si.

Me gusto mucho la actuación de Kenichi Matsuyama, pensaba que era un bluff del cine japones, un reclamo para las chicas pero me sorprendió con su actuación. Después de haberlo visto correctamente interpretando a "L" en la adaptación de "Death Note" y de verlo destrozando el papel de Masaru Katô en la adaptación de "Gantz"

Saludos Jordi!!

jordicine ha dit...

Hola, MARC. Ya sabes que a mí el cine oriental me encanta. Es una ráfaga de aire fresco, y más si tenemos en cuenta que el americano y el europeo no nos presentan demasiadas novedades. Estamos de acuerdo en que 'Tokio Blues' es una película de autor. Era necesaria? Pues no lo sé porque el libro de Murakami es insuperable. Quizás el director sea un fan incondicional del escritor japonés y haya querido homenajearle. Ni idea. A mí las actuaciones de Matsuyama y, sobre todo de Mizuhara, me parecieron muy buenas. Un saludo y hasta pronto.