divendres, d’agost 05, 2011

La otra 'ventana indiscreta'


El cine argentino sigue sorprendiendo. 'El hombre de al lado', de Mariano Cohn y Gastón Duprat, es una pequeña joya. Pocas ventanas daban tanto de sí desde la que Alfred Hitchcock popularizó la suya en el año 1954. A priori, el argumento de la película parece sencillo, pero da mucho de sí, sobre todo por que los dos actores principales dan un recital de interpretación.

Leonardo (Rafael Spregelburd) es un afamado diseñador que vive en una casa ideada por Le Corbusier. Está en todas las guías y son muchos los curiosos que se acercan a verla desde fuera. Su tranquilidad y fanfarroneo -aunque no creo que sea la palabra exacta- queda en entredicho el día que el vecino que tiene enfrente decide abrir una ventana, delante mismo de su casa, para captar unos cuantos rayos de sol. Leonardo cree que atenta contra la intimidad de él y de su familia y, con la ley de su lado, intenta convencerle para que cambie de opinión.

La clase y los buenos modales del diseñador, un hombre de la jet set argentina, chocan con los métodos más primitivos de su vecino, un vendedor de coches al que da vida el gran Daniel Aráoz. La verdad es que, a simple vista, los dos tienen motivos suficientes como para intentar lograr sus objetivos: hacer la ventana e impedir que la hagan, respectivamente. 'El hombre de al lado' es una gran tragicomedia que, como en las buenas películas, va de menos a mas, con un final espectacular. No recuerdo nada tan contundente y cruel desde 'Estómago' (2007). Buenos diálogos, un guión sin fisuras y, como decía antes, cinco minutos finales de los que dejan huella.

LONDRES ES DE CARTÓN (UNAI ELORRIAGA)

'Londres es de cartón' es el último libro de Unai Elorriaga (Algorta, Getxo, 1973). Está publicada por la editorial Alfaguara y tiene 208 páginas. Se trata de una novela, no sé si decir de ciencia ficción, que te atrapa y ya no te suelta hasta que se acaba. En ella, este joven escritor vasco critica la censura, la traición y la lucha de la mayoría de gobiernos por convertirse en cazadores de mentes. Lógicamente, Elorriaga se posiciona en contra de cualquier tipo de dictadura.

En algunos momentos he intuido alguna similitud entre la dictadura de la que nos habla en el libro -en un escenario y un tiempo alegóricos- y el bautizado como 'conflicto vasco'. Quizás no...
A lo largo de la novela, Elorriaga utiliza hasta cuatro 'tempos distintos', provocando ritmos y profundidades paralelas. Y lo hace con humor, intriga y, cómo no, con locura, mucha locura. A primera vista, el argumento puede parecer más o menos simple: Sora desapareció hace veinte años, creo que cuando tenía 23. Todavía hoy, su hermano Phineas, más pequeño que ella, sigue esperando su regreso. Cada tarde sube al tejado número 17 para vigilar las dos entradas del pueblo: la carretera y la estación del ferrocarril. La desaparición de Sora no fue la única de un pasado un tanto convulso.

Elorriaga nos explica las guardias de Phineas y de sus amigos, a la vez que nos acerca pasajes del 'Libro de Barda', ahora derogado, pero que años atrás fue una especie de Constitución. Como muestra este ejemplo: “Queda, a partir de esta fecha, terminantemente prohibido circular libremente o celebrar reuniones de cualquier tipo en los tejados de la Región”. El tercer tempo son “las cinco grabaciones de Londres”, hechas por unos médicos forenses y, que según parece, son lo único que pueden ayudar a plantar cara a un Gobierno que es capaz de aplicar la lobotomía para 'tranquilizar a sus súbditos. También se nos muestran algunos de estos informes.

Finalmente, y como cuarta pieza de un puzzle gigante en el que al final encaja todo, Elorriaga explica las peripecias investigadoras de tres caballeros ingleses. ¿Qué tienen que ver con todo el resto? Para saberlo hay que acabar el libro, claro está. Mientras leía, marqué este párrafo a modo de ejemplo:

“La administración ha decidido, con el objeto de continuar con el correcto funcionamiento actual, controlar todas las llamadas telefónicas que se establezcan en la Región y desde la Región. Aun así, cada particular tendrá derecho a realizar tres llamadas por semana fuera de este control. Para llevar esto a cabo, deberá comunicar de antemano a la administración el día, la hora, el número propio y el destino telefónico al que realizará esas tres llamadas”.

Buena semana a todas y a todos.

7 comentaris:

Sonia ha dit...

Vaya con el suspense que le has dado a esos cinco minutos finales además de todo el resto dan ganas de verla.
Veo que te han sentado bien las vacaciones por Suecia. Ahora a disfrutar de la Costa Brava ;)
Un abrazo

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ ha dit...

___(\ï/)
___(/l\)
__¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)
__(¸.•´ (¸.•´ .•´MUY BUENA RECOMENDACION ¡¡
BUEN FINDE ¡

Carmen (LaCondiciónHumana) ha dit...

Hay algo de estrategia de cazador en esa ventana-trampa... que atrapa al otro. Si la presa hubiese sido humilde, sensata y lúcida se hubiera dado cuenta pronto de que la ventana-trampa sólo estaría ahí mientras hiciera su cometido... en cuanto no hiciera esta función el cazador dejaría de molestarse en seguir con su estrategia... pero, claro, hay quien cae en las trampas debido al hambre, como el ratón con el queso, y hay quien cae debido a la vanidad, como la persona que se cree más lista que los demás...

Un beso!

rits ha dit...

Diumenge vaig veure el trailer d'aquesta pel·lícula, la veritat és que en un principi em va deixar força indiferent, però alhora inquietant.

babel ha dit...

Hola Jordi, otra vez hemos ido a ver la misma película, y coincido contigo en tus apreciaciones, me encantó, todo un estudio antropológico de la vida moderna, imperdible hasta los créditos finales, esa receta de jabalí en escabeche!. Es interesante la desafección del espectador con el personaje de Víctor, y como va generando simpatía conforme transcurre el film. Con Leonardo pasa justo lo contrario... En fin, toda una sorpresa.
El libro, no lo conozco, pero el título parece venir al pelo de los últimos acontecimientos en Londres, no?

Bueno, un saludo, que me voy unos días y desconecto... Hasta la vuelta!

Marcos ha dit...

Me gustan ambas recomendaciones. Saludos Jordicine.

jordicine ha dit...

Un abrazo, SONIA. Y sí, ahora toca Palamós. El tiempo, de momento, acompaña. La película está francamente bien.

Gracias por pasarte por aquí, MARY.

Completamente de acuerdo, CARMEN. Además, creo que el rico infravalora a su vecino, que tiene muchos recursos al alcance de su mano. Besos y hasta pronto.

Està molt bé, RITS. És una de les sorpreses positives d'aquest estiu. Petons!

Me alegro de haber visto la misma película, BABEL. Y de interpretarla más o menos igual. Como tú dices, la identificación con los personajes va cambiando a medida que avanza la acción. El significado del final es terrible! El libro está bastante bien. Y sí, el título tiene relación con todo lo que está pasando allí. Buenas vacaciones! Nos leemos a la vuelta. Yo, una vez por semana, seguiré escribiendo alguna cosita. Besos.

Saludos, MARCOS! Y hasta pronto.