divendres, de maig 30, 2008

Comentario: 'Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal (***)


Entretenimiento inteligente

2008 / Estados Unidos / 125 minutos / Aventuras / Director: Steven Spielberg / Intérpretes: Harrison Ford, Cate Blanchett, Shia LaBeouf, Karen Allen, John Hurt, Ray Winstone, Jim Broadbent, Ian McDiarmid, Joel Stoffer / La última aventura de Indiana Jones empieza en el desierto del suroeste de Estados Unidos, en plena Guerra Fría. Indana y su amigo Mac se escapan se un grupo de fanáticos soviéticos que quiere dominar el mundo. Antes, y para salvar la vida, ambos les ayudan a encontrar un objeto ‘indetermindado’. El gobierno presiona a la universidad para que echen a indana por colaboracionista. Es entonces cuando conoce a un joven rebelde llamado Mutt, que le cuenta la historia de la Calavera de Cristal de Akator. Se trata de un objeto legendario que despierta la fascinación, superstición y miedo.

No me da vergüenza decirlo: me lo pasé genial con esta cuarta entrega del arqueólogo aventurero. Para mí, es la segunda mejor de la saga, por detrás de ‘Indiana Jones y el arca perdida’ (1981). Es un gran ejemplo de entretenimiento inteligente y lleno de humor. Además, si leemos entre líneas, hay un sinfín de guiños a importantes películas de la historia del cine: ‘Rebelde sin causa’ (1955), cuando Mutt llega en moto a lo James Dean; a cualquiera de Tarzán (con Matt saltando de liana en liana), a ‘Ruge la marabunta (1954), con un sinfín de hormigas asesinas; a E.T, el Extraterrestre (1982), también dirigida por Spielberg y, como no, a la citada ‘Indiana Jones y el arca perdida’ (1981), que se ve, de refilón, en una de las primeras escenas.

Con casi veinte años de más, Harrison Ford aguanta bastante bien en el papel de Indiana. Shia LaBeouf (‘Transformers’, 2007) convence como Mutt. Además, indirectamente, nos preguntan qué nos parecería como relevo de Indiana. A mí, ¡Fantástico! Ford no podrá hacer de Indiana toda la vida... o sí, nunca se sabe. Cate Blanchett hace de mala, mala (quizás demasiado típica y tópica) y John Hurt borda el papel de Profesor ‘Ox’. Karen Allen nos acerca a una divertidísima Marion Ravenwood, la ex novia de Indiana.

(El resto del comentario explica partes de la película)

Para mí hay tres o cuatro escenas brillantes. La de Indiana Jones y Mutt huyendo de los malos en moto; la de las 'arenas movedizas', com Mutt lanzándole una serpiente a Indiana para salvarle, la discusión de Indiana y Marion en el camión (cuando están apresados) y la lucha con espadas, con Mutt enfrentándose a la mala con un pie en cada coche, en plena selva. Todas ellas son para partirse de risa.

¿Cosas no tan buenas? Pues el final, con la boda entre Indiana y Marion, y todo lo que hace referencia a la calavera de cristal. El papel de los extraterrestres (obesión de Spielberg) no queda claro. Los soviéticos quieren dominar el mundo a través de la dominación de la mente, pero se pasa de puntillas por el tema. Quizás este sea el único lunar de la película... perfecta para una tarde en família.

6 comentaris:

El tabernero ha dit...

Buena selección de escenas. Discrepo en que sea la segunda mejor de la saga. Para mí, el orden sería "La última cruzada","El arca perdida", "El templo maldito" y "la calavera de cristal".
Si, es cierto que entretiene, y mucho, pero el argumento real de la historia se va perdiendo en el olvido a lo largo de la película.
Hay personajes dibujados debilmente (Oxley) y, como ya dije en su día, la última escena me parece un exceso.
Ahora bien, la última escena, cuando Indy le quita el Sombrero a Mutt me parece genial.
Un abrazo, y disculpa la parrafada.

El Deme ha dit...

Lo mejor de la peli es retomar el personaje de Marion (la campeona de los chupitos de taberna) y ver que Karen Allen está estupenda 20 años después (aunque no le den mucha chicha al personaje). Y el personaje de mala malísima de Cate Blanchett, una chica fascinante. Si en la última secuencia el chico se pone el sombrero, vamos, es que me da algo...

Mond ha dit...

Yo también la pasé súper bien cuando la fui a ver. Al igual que Indy, las serpientes no son lo mío y considero que el relevo es bueno... tiene la esencia necesaria.

Irene ha dit...

Para mi una pelicula muy entretenida e interesante,ya que recoge varios de los misterios de la historia aun por resolver.
Desde el caso Roswell,el Area 51,todo un misterio... a la famosa calavera de cuarzo,que actualmente se encuentra en el Museo Británico.
Todos sabemos la gran afición que tiene Spielberg por todo lo paranormal.
Una vez más lo ha reflejado en su último estreno.

Una fan incondicional de Indiana.

Juanma Ríos ha dit...

Yo disfruté tanto como vosotros. Pero eso sí, el final no le pega a un personaje como Indiana Jones ni de coña. Me parece una ida de olla tremenda para lo clásico de estas historias. Tampoco me gustó el tema de los monos, que parecían hiperinteligentes.

Para mí, lo mejor de la película, a parte de Harrison Ford es la recuperación del personaje de Marion, con sus continuas rencillas (que retraen a la memoria las antiguas disputas entre sexos de la historia del cine como Bacall-Bogart o Hepburn-Tracy) y la ambientación de toda la película. En especial me encantó esa primera bajada a las catacumbas, con un ambiente 100% Indy (oscuridad, emoción, trampas, intriga, calaveras, aborígenes).

En definitiva, de no ser por ese final tan salido de tono, para mí habría sido quizás la mejor de la saga. Pero tal y como está, al igual que Jordi, la sitúo en el puesto 2º de la saga.

Saludos!

jordicine ha dit...

Es verdad, TABERNERO. El argumento, especialmente lo de la calavera de cristal, es lo más flojillo. Parrafada??? Me encanta hablar de cine. Un abrazo.

Marion me encantó, EL DEME. A la mala la vi demasiado de manual. No sé. Y sí, si se pone el sombrero la liamos. Un abrazo.

Estoy de acuerdo, MOND. Y a mí las serpientes también me ponen de los nervios. Un beso.

Me sorprendes, IRENE. Veo que lo sabes todo de Indiana Jones. Ja ja ja. La relación de Spielberg con los extraterrestres parece ser eterna. Un beso.

Pues eatamos de acuerdo en todo, JUANMA RÍOS. No puedo decir más. Lo veo exactamente igual que tú. Un abrazo.