divendres, de novembre 16, 2007

Paranoia 68: El misterio de los calcetines


Hace unos años perdí un calcetín verde. Y otro de marrón, ahora que lo recuerdo. Y quizás uno de azul, no lo sé. ¿Dónde van a parar todos estos calcetines? Hay un agujero negro en la lavadora? ¿Aparecen en casa de otra persona? ¿Por qué hay tantos calcetines desaparejados? ¿Tengo que quedar con los vecinos de mi escalera para recomponer parejas? (de calcetines, está claro)... De ‘Celestino’ tengo poco. ¿Alguien los robaba cuando estaba durmiendo? Muchas preguntas y pocas respuestas, como siempre.

Pero yo soy un hombre de soluciones rápidas. Quejarse no sirve de nada. Primero intenté lavar los calcetines atados, por parejas. De esta manera, si seguían desapareciendo, lo harían juntos. Es mejor perderlos los dos antes que quedarse con sólo uno. ¡Lo curioso es que juntos no se esfuman! ¿Todo arreglado? Pues no. Es verdad que no desaparecen, pero los calcetines no se limpian tan bien. Y, además, hay que deshacer el nudo para tenderlos. Hay quien los coloca todos juntos en una bolsa con rejilla, pero más de dos calcetines juntos puede considerarse una reunión ilegal. Después llegan los complots y ya no hay como pararlos.

¿Cómo acabé con el secuestro de calcetines? Pues haciendo desaparecer los ‘viejos’ que me quedaban y comprándolos todos iguales: negros con una rallita verde en la parte de debajo de la puntera. Dicen que es una línea desodorante. Hay ideas para todo, como no. De esta manera, me da igual que queden desaparejados, EXACTAMENTE IGUAL. Puedo aparejarlos como quiera, sin perder ni un segundo. Y si un día no tengo calcetines en el cajón voy al tendedero y pillo los dos primeros que veo. Incluso lo puedo hacer a oscuras (con el consecuente ahorro energético) porque ¡¡¡SON TODOS IGUALES!!!

Sigo la pista de mis ‘viejos’ calcetines. He hablado con mis vecinos, he puesto anuncios en los periódicos, he llamado a la policía... pero no aparecen. No quiero ser malo, pero creo que los dejaré de buscar definitivamente. Adiós a mi calcetín verde. Adiós a mi calcetín marrón. Adiós a mi calcetín azul. Ahora sólo me gustan los negros. Me tienen el corazón robado. Sí, sí, los negros con la rallita verde. Ah, y un mensaje para el ‘duende desaparejador de calcetines’. Haz lo que quieras. Tengo montones, montones y montones de calcetines iguales... A mí ya no me jod... más.

30 comentaris:

elizq ha dit...

Mira darrera i sota la rentadora, potser tindràs una sorpresa.
I el filtre? el mires de tant en tant?
;-P

Charruita ha dit...

jajaja jamás se me hubise ocurrido escribir un post sobre este tema...pero me pasa lo mismo...
yo tengo puras calcetas blancas
antes pensaba que las perdia en la lavandería, ahora que tengo lavadora en casa pues las sigo perdiendo! y lo horrible es que jamás las encuentro...

es un misterio eso de las calcetas y calcetines...

Álvaro ha dit...

gracias por pasarte por mi blog.El tuyo está muy bien,le prestaré atención.Yo ultimamente no tengo na de tiempo pa escribir pero voy sacándolo de donde puedo

ury ha dit...

Genial, Jordicine: tanto el artículo, como tu solución. Impagable el trozo de "más de dos calcetines juntos es reunión ilegal...". ¡Y esa foto! ¡Grande, grande!

Creo que has bordado uno de tus mejores artículos. Se nota que eres un caballero que se viste por los pies.

jordicine ha dit...

No hi ha res sota la rentador, Elizq, de veritat. I el filtre el miro sovint... :)

Ya ves, Charruita. Me ha venido a la cabeza y lo he plasmado. Así de sencillo. Menudo misterio!!!

Gracias, Álvaro. Hay que sacar el tiempo de donde sea. Esto de escribir es un gran ejercicio mental.

Ury, tú si que eres un genio. Gracias por los cumplidos. Creo que me visto por los pies, pero nunca se sabe.

Noemí ha dit...

Jajaaaajaaja... A todos nos ha pasado eso alguna vez... Y siempre hay una explicación lógica al hecho de la desaparición de alguna prenda metida en la lavadora o tendida...

Con los calcetines, no suelo tener grandes problemas... Lo que me tiene ahora intrigada, es la desaparición de una camiseta roja de un pijama... Annnnde habrá ido a parar??? Llevo semanas buscándola sin pista alguna, y lo cierto es que la echo de menos...

Doctor, es muy grave?? Qué puedo hacer???

Es buena tu solución de los calcetines negros... Aburrido tu fondo de armario piececil, pero práctico.

Muaaaa!!!

jordicine ha dit...

Noemí, tu camiseta roja la tengo yo!!! No sabía de quien era... ¿Quizás todas las lavadoras de España están conectadas entre sí? ¿Tienes mis calcetines perdidos? Nos seguimos leyendo. Muááá!!!

El Tabernero ha dit...

Yo pensaba que se los comía mi lavadora hasta que has comentado lo de la red de lavadoras españolas interconectadas entre sí cual "Stargates".....
Diabólicos diseñadores de lavadoras, ¡dejad de jugar con nuestros calcetines!

jordicine ha dit...

Eso mismo, Tabernero. Y gracias por tu visita. Habrá que hacer un encuentro de bloggers para devolvernos las prendas desaparecidas. Hasta la próxima.

Carmen (LaCondiciónHumana) ha dit...

A mi me ocurre que sólo se me pierden los calcetines que no resaltan... me di cuenta que los de colores chillones siempre estaban allí, por lo tanto me puse manos a la obra y con cierto cuidado de no usarlos para ciertas ocasiones, me hice un ajuar chillón... ahora mi cajón de ropa interior al abrirlo deslumbra: amarillo, rosa, verde fosforito jajaja y me durán una eternidad... pruébalo, verás como funciona... :)

jordicine ha dit...

Probaré, Carmen. Pero a mí me desaparecían los chillones!!! Estoy pensando en el haiku. De este fin de semana no pasa.

Eugenia ha dit...

otra cosa que puedes hacer es no poner los calcetines por pares.
Así, un dia te pones rosa y amarillo, al otro rombos y rayas, y asi sucesivamente.
No, para ejecutivos no sirve.

jordicine ha dit...

Ja ja ja. Es buena idea, Eugenia. De hecho, cuando llego a la tele me visto de nuevo, con la ropa de allí... con los calcetines incluídos. Gracias por tu opinión. Un saludo.

la kioskera ha dit...

Hola Jordi

Por casualidad entre en tu blogger y me hizo gracia lo de los calcetines.
Te diré que usar calcetines negros no es la solución (lo digo por propia experiencia )
Yo compre todos azul marino y al final lo que pasa es que unos se quedan más claros que otros y al ponértelos das el cante.
Por cierto yo tengo unos calcetines sin pareja que no sé de donde abran salido, míos no son ¿será que por las tuberías llegaron a mi casa?¿Serán de mi vecina?¿Será que los duendes roba calcetines se confundieron de casa?

Un saludo

jordicine ha dit...

Hola Kioskera, y gracias por la visita. Tienes razón, hay negros más claritos y más oscuros. Ja ja ja. Seguro que los que has encontrado son míos. Esto es un complot!!! Hasta la próxima.

Castigadora ha dit...

Vaya! Ese duende desparejador de calcetines, no debe tener un día libre! No conoce la jornada laboral de 35 horas, las vacaciones? Porque por lo que veo nos afecta a todos, estemos donde estemos.

Un post muy divertido. The original!!!

Gracias por comentar en mi blog

Saludos!

jordicine ha dit...

Un placer, Castigadora. Y sí, veo que este duende tiene mucho trabajo. O eso... o son una banda!!! Tendremos que hacer algo. Un saludo y hasta la próxima. Gracias por la visita.

Sunshine ha dit...

Jooope, ¿entonces eran tuyos, Jordi? Vale, ahora necesito un navegador intergaláctico lavadoril devuelve calcetines. Ruta: Barcelona-Madrid. Go.
Un misterio esto de los calcetines, pero si te cuento de prendas interiores...esas sí que mola perderlas (de vuelta quiero mi sujetador negro Jordi :P ) Jiji.
Besotes, un post muy gracioso!!

maribel ha dit...

Jo crec que els té el senyor Morente

jordicine ha dit...

Tu sujetador negro, Sunshine, la camisa negra del pijama de Noemí. LO TENGO TODO YO!!! El duende desaparejador trabaja para mí. Tengo cosas de Eru, del Piña... Le he pedido una cosa de cada blogger. Ja ja ja.

El senyor Morente? Ja ja ja. Doncs el tenim apropet. Vaig a preguntar-li ara mateix.

Noemí ha dit...

Perdone usted, señor Jordi, pero mi camiseta era roja cuando la perdí... Es que ha metido algo ustedddd que destiñe en la lavadora??? Me la ha dejado negra¿¿?? NoNoNo!!! Rojaaaa o me quedo con tu calcetín de rombos!!

jordicine ha dit...

Sorry, sorry, señora Noemí. Sigue siendo roja, pero me he liado. Soy un poco daltónico. Ja ja ja. ¿El calcetín de rombos? Bien!!!

MiLi ha dit...

Jordiiii....hola de nuevo! :D Vaya asunto el tuyo con los calcetines..a mí me pasó algo parecido, volviendo de vacaciones, lavamos la ropa en casa de una amiga y yo perdí mis "braguitas favoritas" y cómo lloré su pérdida...poco después el padre de mi amiga arreglaba la lavadora qué parecía haber pasado a mejor vida pero al poco dio con el motivo de la avería: mis braguitas enrrolladas en el motor o en no sé dónde exactamente...pero te puedes imaginar mi cara...un poema (y la del padre, más) :S Petons!

jordicine ha dit...

MILI!!! Se te echaba en falta, ya lo sabes. Contaba los días sin leerte. Jooo!!! Así que tus braguitas destrozan lavadoras? Ja ja ja. Menudo chasco te tuvistes que llevar. La colección a punto? Besitos.

De Medietate lunae ha dit...

A mi me contaron una vez una historia muy divertida para explicar este fenómeno paranormal:
En Roma, en Frascati -de donde sale el vino-, vive un duende en la cima de la montaña. Es un duende malo que quiere acabar con Roma porque los romanos se beben su vino y hacen tanto ruido que no le dejan dormir. Así que cada noche baja a la ciudad a robar calcetines sucios para molestarles y crear una pelota de ellos gigante que, rodando por la montaña, acabará con la ciudad, para castigarles.

Su nombre es el "nano dei calzini", hermano del "nano delle mutande" -de los calzoncillos-. A mi me hizo mucha gracia escuchar esta historia y entendí muchas cosas...

(Por cierto, yo a veces encuentro cosas dentro de las fundas nórdicas... meses después)

jordicine ha dit...

Muy bueno e instructivo, Yèssica, de verdad. No lo había escuchado nunca. Y eso que mi hermana ha vivido diez años en Roma. Todo tiene una explicación. Aquí todos intentando buscarla... Y TÚ LA TENÍAS!!! Gracias. Lo de las fundas nórdicas tiene gracia. Y SI ESTÁN ALLÍ TODOS MIS CALCETINES??? Hasta la próxima.

Picaor ha dit...

sorprendente como cada vez que entro,podriamos hacer una lista e intercambiar calcetines solitarios.Cuidate el brazo que se empieza por poco y ..........

jordicine ha dit...

Picaor, picaor.... despiertes mi lado oculto de hipocodríaco. Y sí, podemos intercambiar calcetines. A ver si así aparejamos unos cuantos... calcetines, claro.

Noemí (http://cusoon.wordpress.com) ha dit...

He encontrado mi camiseta roja!!!!!! Estaba plegadita bajo de mi mono Lolailo!!! Y como es tannnnnn enorme, ni me había enterado... pero... por qué fue a parar allí????????????

jordicine ha dit...

Carai, Noemí: No había salido ni de tu casa. Tanto buscar... Ayyy!!! Quién es el mono lolailo? Quiero conocerle ya!!!