divendres, de desembre 14, 2007

Paranoia 68: El amigo de mi amigo


Tengo un amigo que tiene un amigo que es hipocondríaco. Como expliqué hace un tiempo, yo ya hace tiempo que lo he dejado. Ahora sólo lo soy 1/4. Le he dicho a mi amigo que le diga a su amigo que tiene un amigo que quiere hablar con él. Quizás pueda servirle de ayuda. Y es que el caso del amigo de mi amigo es extremo. Necesita amigos que le digan que en esta vida todo es reversible... menos la muerte.

Os contaré unas cuantas anécdotas, para que os hagais una idea; eso sí, quitándole transcendencia. La vida hay que tomársela con sentido del humor. Él lo hace. Un día el amigo de mi amigo iba en coche y le empezó a doler el cuello. Primero pensó, 'no pasa nada'; pero fue dándole vueltas y acabó preocupándose. Empezó a sudar como si fuera una fuente y, al final, se autoconvenció de que no podia aguantar la cabeza. ¡¡¡No puedor, no puedor!!! Llegó a su empresa como pudo, con la barbilla pegada al pecho, mirando hacia arriba por encima de sus gafas. Probaba de levantar la cabeza, pero le caía como si fuera de plomo. Diez minutos más tarde, cuando ya se había tranquilizado, ni se acordaba del ‘incidente’.

Otro día perdió la calma mirándose en un espejo que, por cierto, no era el de Blancanieves. El amigo de mi amigo estaba vistiéndose, como cualquier otra mañana. Y, sin venir a nada, le asustó su papada, que, además, ¡¡¡no tiene!!!. Se vio con más pliegues que un perro Shar Pei y empezó a preocuparse: ¡¡¡Estoy enfermorrr!!!. Cuando llegó al trabajo le pidió a sus compañeros que bajaran la cabeza. No les pedia obediencia ni que se hicieran los japoneses... Lo que quería era ver si a ellos también se les hacía un pliegue debajo de la barbilla. Y, efectivamente, todos lo tenían. Caray con el amigo de mi amigo. Lo suyo no puede compararse con mi exhipocondrismo. Ahora veo que era 'pecata minuta'; todavía más teniendo en cuenta que ahora sólo lo soy ¼.

Una noche el amigo de mi amigo se levantó para ir al baño y cuando vio el color de su orina casi se desmaya. Parece ser que era muy oscura... ¡¡¡y creyó que se estaba desangrando!!! Era oscura, pero porque en la cena había comido setas. Fue su mujer, la mujer del amigo de mi amigo, quien le hizo caer en ese pequeño detalle. El no se lo creía, pero ella se lo demostró con una prueba 'práctica'. El color era exactamente el mismo que el suyo. Empate a 1. Y la última. Una tarde le empezó a temblar un ojo. 'Nervios, sólo nervios', le dijeron. Él estaba convencido de que era el principio de una parálisis facial: ¡¡¡No puedo mover la cara!!!. Podría seguir contando anécdotas sin parar, como los conejos de Duracell, pero cuando más largo es el post, menos gente lo lee.

Los amigos de mis amigos son mis amigos. Tanto que se han puesto de acuerdo y me han dejado contar su caso. Gracias a los dos.

27 comentaris:

Sureña ha dit...

Con que un amigo de un amigo... ¿no?... a mi esto me suena a lo típico de: soy yo, pero no quiero decirlo... jajaja

Suerte para el amigo de tu amigo!

Un beso!

Rochies ha dit...

Tan amplio como terrible su relato de hoy JORDICINE.
El tema de la paralisis facial no me diga que todos y cada uno de nosotros, no lo ha pensado alguna vez.
No se si prefiero al que se sabe no perenne o al eterno, que cree jamas le tocara a el, mire lo que le digo...

jabel ha dit...

El amigo de tu amigo lo debe pasar realmente mal. Además eso es como una bola de nieve, cada episodio hace que engorde un poco más.
Ánimos para el amigo de tu amigo, y me alegro que ahora tu seas 1/4.
Lo que la mente humana puede elucubrar y lo que puede llegar a distorsionar la realidad. Es sorprendente.

Saludos

la kioskera ha dit...

Jordi jolin con el amigo de tu amigo pobrecillo lo mal que lo pasa.

Yo durante una temporada también fui muy aprensiva, pero solo fue poco tiempo (y menos mal que fue así) y se pasa muy mal, bueno tu ya lo sabes también lo fuiste jeje

Un besazo y animo al amigo de tu amigo y a ti otro más gordo

cusoon ha dit...

Pero por diossssssssssssssssss!!! Qué agonía de tío, con perdón... Pero es que eso me pone de mala uveishon!!! Cuando esté enfermo de verdad de la buena... qué pasará???? Son ganas también de llamar la atención y que todos te digan... uuuuhhhh, pobrecito!!! Que está malito!!!! Ale, ale, ale...

En clase, tengo a un par de hipocondríacos... pero no les hago ni caso!!! Y cuando me doy la vuelta, ya ni se acuerdan de lo que les dolía... ainsss... lo que hay que ver...

Besos para las 3/4 partes de ti, que dejaron de per "pallises" jajajajajajajjajajajajajaja :P

jordicine ha dit...

Gracias, SUREÑA. Hablo del amigo de mi amigo, está claro. Ja ja ja. Le deseo suerte de tu parte. Un beso.

Terrible, sin duda, ROCHIES. Y sí, yo he pensado más de una vez en lo de la paralisis facial... hay que reconocerlo. Y más, trabajando en la Tele.

JABEL, Qué tal? Sí, sí, solo 1/4. Vi claro que no iba por el buen camino. Pero siempre queda algo. Un saludo.

Gracias por el beso gordo, KIOSKERA. Y sí, sé lo mal que se pasa. Así que tú también fuistes un poquito aprensiva?

NOEMÍ, hola, hola. Veo que ya puedes firmar bien. Se ha acabado el bloqueo? Gracias por los besos que me tocan. Y sí, el amigo de amigo tiene que ser un paliza!!!

Eugenia ha dit...

Hay mucha gente loca por ahí, y peor aun, gente que parece normal, y está completamente chalada.

MiLi ha dit...

Ya podemos firmar?? No sé si me salió bien..en nombre del blog qué se pone? el nombre, la URL, el alias? No entiendo nadaa... :P

Ay, como entiendo a tu amigo, de verdad, que yo soy eso y se pasa muy mal..pero yo soy consciente de que lo soy entonces, me empieza a doler algo y a la vez que voy haciendo la pelota más y más grande también pienso: me lo estoy imaginando todo yo..soy una exagerada...así que yo misma me descontrolo y me controlo de nuevo.. (la grandeza de los géminis, de nuevo) pero de verdad, que se pasa fatal... :( Al contrario de Noemí, yo le mando besos a tu 1/4 majara, pobreeet...

De Medietate lunae ha dit...

Uffff... madre mía con el amigo del amigo... qué sinvivir! Qué vida tan estresante, no? No me puedo creer que alguien, en su tiempo de ocio -es que a mi me falta de eso últimamente- se dedique a creer que tiene males de ese tipo... con enfermedades tan alucinantes!!!! Yo es que no he conocido jamás a un hipocondríaco... pero desde que he leído esto no puedo dejar de darle vueltas a cómo serán su botiquín... y sus resfriados otoñales! Pobrete...

Petonets.

jordicine ha dit...

Mujer, no hay para tanto. Yo creo, EUGENIA, que de hipocondríaco a loco hay mucha diferencia.

Sí, sí, MILI. Desde tu comentario voy directamente a 'Bocados de realidad'. Yo también entiendo al amigo de amigo, porque he pasado por eso. Gracias por los besos y, sí, los géminis somos grandes!!!

Hola, YÈSSICA; no tengo claro que para ser hipondríaco se tenga que tener tiempo libre. Yo cuando lo era hacía mi trabajo y me preocupaba la vez. Nunca dejé de hacer nada. Pero sí, es un rollo. Petonets també per a tu.

Anònim ha dit...

Hola, soy Maribel. El amigo de tu amigo lo debe estar pasando mal. En estos casos lo mejor es no hacerles demasiado caso. Un beso, guapetón.

jordicine ha dit...

Estoy de acuerdo, Maribel. Pero lo pasan mal y algún cumplidito de tanto en cuando también va bien. Gracias por lo de guapetón. Ja ja ja.

enredado ha dit...

Nunca he visto nunca a una persona con esa enfermedad, pero por lo que describes no tiene que ser muy agradable. Espero que el amigo de tu amigo vaya viendo que realmente lo que tiene es una enfermedad, y que a pesar de ello, tiene cura. Así que ánimos pa él!!!
Saludos!

Carmen (LaCondiciónHumana) ha dit...

:) :) :)

Ya tengo "material sensible" para mi psicoanálisis (lo echaba de menos) ;) jeje

Le dices de parte mía al "amigo" que básicamente es un problema de "no soltar"... me explicaré: para vivir vamos cogiendo espacio afectivo que nos sirve como medio de vida y de intercambio... todo va bien hasta que llega una alarma roja que nos comunica que nuestro espacio también es el espacio de otros (virus, bacterias, depredadores... como nosotros) y que estamos siendo comidos... si nos negamos a esa realidad, si vivimos con el miedo que una leve "perdida" es "el principio del fin"... nos estressamos y lo pasamos mal.

Debemos aprender a soltar generosamente (hasta cierto punto) y a tapar algunas hemorragias si vemos que son demasiadas (pero taparlas todas significa estar muerto desde hace mucho tiempo)...

Dile que "suelte" y que siga andando y disfrute de la vida sin ser un tiquismiquis... ;-)

:)

jordicine ha dit...

Claro que tiene cura. Yo me estoy quitando, ENREDADO. Ja ja ja. Saludos y hasta la próxima.

Hola, CARMEN. Me gusta tu psicoanálisis; estoy bastante de acuerdo. Hay que soltarse siempre. Besos. Gracias por la visita.

Charruita ha dit...

jajaja sorry pero entre tu post y el comentario de Eugenia, me dio risa...disculpen mi desfaches de reirme de algo tan serio...

pobre tipo!
no me gustaria estar en sus zapatos...saludos

jordicine ha dit...

Hola, Charruita. Entiendo que te rías. El artículo tiene cierto toque de humor... NEGRO!!! Y Eugenia siempre es muy contundente en todo. Ja ja ja. Hasta la próxima.

almendrasenelbolsillo ha dit...

Yo cuando me sale alguno de los tics por estrés, bien en el labio, bien en los párpados, pienso que igual de repente me quedo con ese tic para toda la vida. Si,si. Una vez tuve un tic en el labio durante 24 horas, cuánto más pensaba en él, más lo tenia...


Pobre amigo de tu amigo, sufrirá mucho.

Una vez me dió por leer el diario de un hipocondriaco... me aburrí de tan cansino que era, tenia al mundo amargado a su alrededor...sólo hablan de eso, jejeje.


Soltémonos.

Hija de la Selva

jordicine ha dit...

Es verdad, hija de la selva: Soltémonos... A mí lo del labio no me hapasado nunca, pero sí cosas parecidas. Besazos.

Castigadora ha dit...

Por favor! No se puede estar pensando en negativo todo el día debe ser agotador!!

Lo siento por el amigo de tu amigo, por tu amigo y por tí no dejeis que os contagie!!! jajaja

BEsos

jordicine ha dit...

No me contagiará Castigadora; yo ya sé lo que es el hipocondrismo y no quiero volver a pasar por ello. Besos también para tí

Mond ha dit...

Mmm, pensé que había dejado comentario aquí.

La hipocondria es una enfermedad y como tal no es agradable, ni para los que rodean al enfermo ni para el enfermo.

Que triste que tengamos que recurrir a ese tipo de manipulación para hacernos notar. ¿Cuándo será que queramos destacar por lo que hacemos bien?

jordicine ha dit...

Estoy de acuerdo, Mond. Si hay que destacar, que sea por cosas buenas. Pero no estoy seguro que los hipocondríacos actúen por afán de notoriedad. Besos.

Mond ha dit...

El inconciente puede ser cómplice o enemigo...

jordicine ha dit...

Eso es verdad. Es otra manera de verlo. Lo tendré en cuenta. Besos.

Sunshine ha dit...

Hala, llego de repente y voy a ser dura...
No creo que nadie sea hipocondríaco porque sí, porque le guste serlo, o por afán de notoriedad.
Comprendo que no se comprendan las neurosis ajenas (ya es difícil hacerlo con las propias), pero un poquito de empatía de vez en cuando no está de más.
Lo importante es ser consciente de ello, e ir poniéndose metas, remedios para no pasarlo tan mal, por uno mismo. O ayudar a "los amigos" a que lo vean así, poquito a poco.
Pd: ¿Ya funciona esto? Probaré... "Publicar comentario" ---Enter-
Un beso Jordi!

jordicine ha dit...

Funciona, funciona, Sunshine. Y estoy de acuerdo contigo. Cuando uno está mal (esto de la cebeza es un poco difícil de entender) creo que no lo hace para llamar la atención. Petons (besos).