dimecres, de desembre 12, 2007

Paranoia 68: La resurrección de Luke


Luke se estaba volviendo loco. Llevaba demasiado tiempo solo. Quería ampliar su círculo de amistades, pero su timidez sobrepasaba todos los límites imaginables. No podía evitarla. Llevaba un mes sin salir de casa; sin hablar con nadie, sin arreglarse, comiendo mal y a deshora. Para sobrevivir... Hacía mucho que no comía por placer. Su vida era un asco; y lo malo es que lo sabía.

Había contemplado la posibilidad de acabar con todo, pero le faltaba valentía... o cobardía, según como se mire. Luke era hijo de una buena familia, con la que ya hace tiempo que no se hablaba. No se había peleado con ella, pero con el tiempo había perdido el contacto. Todo en su vida era desidia. Sobrevivía con el dinero que había ahorrado, porque también había dejado el trabajo. Sin explicaciones, como siempre. Un día se fue y ya no volvío al siguiente. Luke era un muerto viviente.

Pero una mañana, todo cambió, mientras miraba unas fotos de un viaje a Egipto, en las que esbozaba una gran sonrisa. Luke tuvo un momento de lucidez, el primero en mucho tiempo, y decidió volver al mundo real... si todavía era posible. Tenía ganas de dejar el lado oscuro, de convertirse en una persona normal y corriente. Corrió las cortinas, subió las persianas, abrió las ventanas de par en par y respiró hondo, todavía con los ojos entreabiertos, poco acostumbrados a la luz en los últimos tiempos. Arregló la casa, pasó por la ducha y se vistió con su mejor ropa para salir a la calle. Ni se acordaba de la última vez. Luke volvía a confiar en sí mismo, de la misma manera que, sin saber por qué, había dejado de hacerlo. A veces las cosas pasan. No hay que darle más vueltas.

Sólo pisar la calle, Luke se dio cuenta de todo lo que se había perdido. Ahora tenía suficiente con contemplar el cielo, con oler las flores, con apoyarse en un simple árbol. Cualquier cosa, por pequeña que fuera, le parecía bella, mágica, insuperable. Luke volvía a confiar en si mismo. Había aprendido la lección en su voluntario cautiverio. Ya nada podía pararle, ni su timidez extrema. Podía volver a caer, pero sabía que se levantaría sin persarlo dos veces. Por fin, volvía a vivir.

27 comentaris:

El Tabernero ha dit...

Todos hemos sido Luke alguna vez. Muy bueno el relato. Me ha gustado mucho, sobre todo las últimas líneas

Town Crier ha dit...

Muy bueno pero... disculpa que sea tan macabro... yo haría que atropellaran a Luke al salir a la calle (de verdad, xD).

De todos modos, el tuyo tiene el toque de moraleja que lo hace apto para todos los públicos.

Sin más.

Princess Valium ha dit...

Seguro que si Darth Vader hubiese mirado algunas fotos viejas de su amada Tatooine, tal vez se habría alejado también del lado oscuro.
Nunca es tarde para encarrilar nuestras vidas.
Petons

Rochies ha dit...

QUE BUENO QUE LUKE SE DIO CUENTA Y SE ANIMO. CAPAZ UN CIERTO PANIC ATTACK POR ALGUNA ESCONDIDA O VIEJA AGRESION.
TEMOR DE SER EL.
UPS, MUY PSI SU POST.
LO MANDARIA A LO DE PENELOPE A LEER ALGO QUE ESCRIBIO HOY ...
JUSTO ENFATISE AHI LO DE LOS MUERTOS EN VIDA ...

Castigadora ha dit...

Vaya! asi que despertó al ver una foto de Egipto! Que vió, cual fue la maravilla que le enseño que en la vida hay cosas que no puedes perderte?

Me gustó es un post positivo, como volver a tener ilusión por vivir

Besos!

jordicine ha dit...

Tienes razón, TABERNERO. Gracias por los cumplidos. He intentado escribir algo positivo.

Es lo que buscaba en estos tiempos tan extraños, un final feliz. Pero el tuyo TOWN CRIER es brutal. Se ve que has 'bebido' de Tarantino y Rodríguez. Ja ja ja.

Muy bonito lo que has escrito PRONCESS. Nunca es tarde para nada. Es verdad. Lo único que no tiene solución es la muerte. Petons.

Muerto en vida, sí, ROCHIES. No es autobiográfico, pero también he estado en el lado oscuro, como no.

Es lo que intentaba, CASTIGADORA. Positivar. En la foto vio su sonrisa, ni se acordaba que la tenía. Hacía tiempo que ni se miraba al espejo. Podía haber sido una foto de Egipto o de cualquier otro sitio. Lo importante es que se reencontró a él mismo. Volvió a creer en él. Y no podemos gustar a los demás si antes no nos gustamos a nosotros mismos. Besos.

Carmen (LaCondiciónHumana) ha dit...

La gente que esta viva pasa por muchas de estas muertes, aunque no se les note como a tu protagonista, van al trabajo pero es como si estuvieran encerrados en su habitación, ven a la familia pero no se comunican con ella... hasta que un día dejan de fruncir el ceño, se des-tensionan y dejan de ser unos muertos en vida.

Quizá todos seamos un poquillo Luke.

Besos!!!

MiLi (http://bocadosderealidad.wordpress.com/) ha dit...

Sí, a veces todos somos un poquito Luke... suerte que la foto con la gran sonrisa lo animó a moverse y no a regodearse más en su pena pensando lo que había perdido, no? Mai se sap... :P

Noemí (http://cusoon.wordpress.com) ha dit...

Está bien tener mundo interior, pero está mucho mejor, tener vida exterior!!!

Yo soy muy introspectiva, pero a la vez... necesito como el aire, de TODO lo que me rodea... El yin-yan de la vida...

Luke se quitó de enmedio la negatividad, el pesimismo, la autocompasión... y eso es crecer!!!

ury ha dit...

Un toque muy jordicine: intimista, reflexivo y, sobre todo, vitalista.

La idea de town crier no estaba nada mal, pero quizá, con un toque algo menos trash también podría tener fuerza.

No sabía que eras un friqui de las galaxias. George Lucas estará satisfecho.

jordi martínez ha dit...

sugerente relato, Jordi. un canto a la esperanza que siempre deberíamos tener preparado para entonar.
La vida está llena de poesía, incluso en los peores momentos. Y lo más poético, o mágico, es que cualquier pequeña variación o suceso puede darle la vuelta a todo. bendito destino.
Continúa así!!

jordicine ha dit...

Estoy de acuerdo contigo, CARMEN, empezando por mí. Besos y hasta la próxima,
Cuarentona. Ja ja ja.

Mai se sap, MILI, és veritat. Fue ver la sonrisa y empezar la metamorfosis. Quería escribir algo positivo.

Voto por una mezcla de vida interior y exterior, NOEMÍ, el yin y el yan, está claro. Luke cree. Yo también.

Vitalista es le mejor palabra, URY. La idea de Town Crier es buena, pero entonces mi post hubiera perdido su intención inicial. Friqui de las galaxias? No, no. Me imagino que lo dices por lo del lado oscuro. Sólo soy fan de la primera película de la saga.

Un canto a la esperanza; efectivamente, JORDI MARTÍNEZ. Intentaré continua así, está claro. Y ver poesía en la vida, como explicas.

sylvergalaxy ha dit...

A veces parece que estás en un pozo, sin salida y de repente la cosa más insignificante puede hacerte ver la luz para salir de éste. (madre mía me si parezco de una secta chunga de éstas....)
saluditos

Hija de la Selva ha dit...

Muy bonito relato, aunque me gusta el final de Town Crier.


Pero también me gusta el resultado del tuyo. Total a veces pensar demasiado es malo. El punto de inflexión puede llegar en cualquier momento. Y si le damos demasiada vueltas, ni nos damos cuenta de que estamos en él.


http://almendrasenelbosillo.wordpress.com


Yo anuncio mi blog. Igual queda mal,pero como aqui ya no se puede firmar como se hacia antes. grgrgr.

MissDudas ha dit...

Muy bueno lo suyo...
y gracias
Lau

jordicine ha dit...

No, no, SYLVERGALAXY. Me gusta mucho lo que dices, de verdad. Y yo tampoco soy de ninguna secta chunga.

Bien hecho, HIJA DE LA SELVA. Esto es una guerra 'Wordpress-Blogger' que no entiendo. Espero que rectifiquen y se pueda firmar como antes. Y poner tu blog no qeda nada mal. Todo lo contrario. Hay que reconocer que el final de Town Crier es muy bueno. Pero entonces sería reconocer qua la vida es una mi....

Gracias a vos, MISSDUDAS. Bienvenida al blog. Y hasta la próxima!!!

Sunshine ha dit...

Qué sabia Carmen : "La gente que está viva"... Me encantó.
Dicen por ahí que quién no ha muerto alguna vez, ni siquiera está vivo...
El sufrimiento interno, sean cuáles sean las causas (o no) nos hace (al pasarlo) apreciar mucho más todo lo que somos y lo que nos rodea.
Creo que la capacidad de levantarse es lo que nos hace personas más fuertes y más completas.
Muy buena tu paranoia Jordi, un guiño optimista que te agradezco personalmente.
Un beso!

http://sunshineone.wordpress.com/

jordicine ha dit...

Sí, sí, contar con Carmen en este foro 'bloggil' es todo un lujo. Estar mal sirve para apreciarlo cuando estás bien, Sunshine. Y estoy de acuerdo que hay que saber levantarse, aunque a veces sea muy difícil. Gracias por los halagos Sunshine. Un beso.

El_piña ha dit...

respecto a tu pregunta, te respondo diciendo, ¿Quien es la quien dandote todo te quita la vida? y no, no es tan filosofico como para ser droga o algo asi, es algo mas bonito.

Rochies ha dit...

QUE QUIERE QUE EL DIGA, CUANDO TIENE RAZON TIENE RAZON. DISPUESTA A EXPLICAR TODO LO QUE NECESITE ;)

jordicine ha dit...

Me descolocas, PIÑA. Creo que no tengo la respuesta. Se me ocurren varias, pero no sé si son las acertadas. La muerte? Un saludo.

Gracias, Rochies. Supongo que me iré acostumbrando a sus posts. Ja ja ja. Un saludo.

El_piña ha dit...

Una mujer Jordi!, una mujer!

Mond ha dit...

Luke encontró su centro. Luke se encontró a si mismo. Luke aprendió que vivir es momento a momento, no por medio de planes.

Charruita ha dit...

Me gustó como te salió este relato. Se lee con gusto.
Sobre el contenido, la vida está llena de muertes y resurrecciones.
Saludos,

jordicine ha dit...

Vale, vale, PIÑA... ¡¡¡Pero las mujeres no te lo quitan todo!!! Alguna habrá, pero no hay que generalizar. Saludos.

Exactamente, MOND. Ecnontrar el centro, como sabes, es lo más importante.

Gracias, Charruita. Y estoy de acuerdo contigo: hay muchas muertes y resurreccciones en una misma vida. Saludos y hasta la próxima.

jabel ha dit...

Bravo por Luke, aprendió la lección y eso le hizo más fuerte.
Suerte que tuvo un revulsivo y no se quedó atascado.
Pero sobre todo, aprendió a salir y aprendió a caerse y levantarse.
Buen relato, me ha gustado.

jordicine ha dit...

Gracias, JABEL. Era lo que pretendía: demostrar que podemos levantarnos después de caer... que es inevitable.