dijous, de setembre 20, 2007

Cosas: ¿Médico o osteópata?


¿Medicina tradicional o alternativa? ¿Pueden combinarse las dos? No lo sé. El otro día decidí acudir al osteópata. Para nada en concreto. Últimamente, intento pasar por su consulta cada dos o tres meses. Me hace una revisión general y ya está. En la última visita me dejaron un poco preocupado. Acaba y me dice: "Te he desbloqueado las glándulas suprarrenales". "No pasa nada, tranquilo", añade. Según parece, estaban bloqueadas por falta de deporte (este verano he bajado un poquito el ritmo), o por un exceso de estrés, o por las dos cosas. Si no lo entendí mal, estas glándulas son las encargadas de fabricar la adrenalina y, si quedan bloqueadas, mal asunto. Hay que liberarlas lo más rápido posible.

Me fui de la consulta bastante contento, pero confundido a la vez. ¿Cómo pudo ver el osteópata que tenía las glándulas bloqueadas con sólo pasarme la mano por encima? ¿Ha sido una buena idea acudir a verle? Esto era el martes. El miércoles por la noche la zona abdominal me empezó a doler mucho; un dolor que iba acompañado de una diarrea salvaje. Estoy trabajando, però muy ‘tocado’. Hace un ratito he llamado al osteópata para saber si el dolor podía tener relación con su ‘manipulación’. La sorpresa ha sido mayúscula: ¡Me ha dicho que sí! Estaba convencido de que me contestaría que no (aunque él creyera que sí, está claro), pero me ha explicado que todo lo que me está pasando es normal. "Te estás limpiando", me ha asegurado. "Come mucho arroz, que es lo que me decía mi abuela cuando era pequeño y me dolía la barriga, y no sufras. Te estás limpiando", me ha repetido.

Y, claro, ante tal claridad, me ha entrado un poquito de miedo. Yo soy así. Esta tarde tengo hora en el médico ‘de verdad’, en el convencional. La pedí hace unos cuantos días; una visita de cordialidad, de control y nada más. ¿Le digo que me duele mucho la barriga? ¿Le cuento que me ha ‘manipulado’ un osteópata? ¿El osteópata me ha curado, o me ha dejado peor que estaba? No lo sé. Quizás es una tontería, pero no sé como encarar el problema. Por lo poco que sé, médicos y osteópatas se consideran competencia y no se llevan muy bien. Creo que le explicaré la situación tal y como es.

-Mire, doctor, me duele mucho la barriga

-No sé si puede estar relacionado con una visita al osteópata. El martes me ‘manipuló’ la zona abdominal y, unas horas después, empecé a ver las estrellas...

-¿Es una casualidad?

-Por favor, ¡Dígame que es un virus de estos que no sabemos de donde vienen ni a donde van! ¡O una gastroenteritis!

-Por qué..., ¿Existe la más remota posibilidad de que mis idas y venidas del WC tengan que ver con el osteópata? Necesito ver la luz, saber la verdad...

No lo sé. Ésta podría ser, en líneas generales, la conversación que tendré esta tarde con mi médico de cabezera, unas horas después de llamar al osteópata. Después tendré que reflexionar y decidir a quien ‘entregar’ mi cuerpo: a la medecina convencional o a la alternativa. Combinarlas las dos no puede ser bueno, palabra de hombre dudoso.

Por cierto, un día leí una frase que nunca olvidaré: ‘Cuando dudes, la duda es la respuesta’. Genial. Sencillo y complicado a la vez; como la pregunta inicial: ¿Médico o osteópata?

9 comentaris:

Anònim ha dit...

Maribel dijo...
I si a sobre és osteòpata i visionària, 'ni te cuento'. Quin 'yuyu'

MiLi ha dit...

Te curó con sólo pasarte la mano por encima? Qué te hace? reiki? Aiix...cuéntanos qué te ha dicho el otro médico, andaaaa.... :P (y mejórate pronto!)

jordicine ha dit...

Ja ho veus Maribel. Potser són els problemes de creure a tothom.

Hola, Mili, ya estoy en casa. El médico me ha dicho que tengo una gastroenteritis de caballo. Me ha 'receptado' un preparado casero a base de agua, azúcar, sal, bocarbonato y zumo de limón.

Por otra parte, ha desacreditado al osteópata. Dice que es imposible llegar a las glándulas suprarrenales desde la barriga; por mucho que me apriete... que es lo que hizo.

Creo que tengo claro a quien iré a ver la próxima vez.

Gracias por los ánimos.

ury ha dit...

Conec un curander brutal, de mètodes demolidors, que et treurà la "tonteria" ràpid. Es diu Nosequè Cuní, em sembla.

Gran història, Jordicine! Ara no et tornis un "Ostiòpata" com a revenja!

jordicine ha dit...

No, espero que no. Aquest Cuní ho cura tot; especialment el son. Per cert, Ury perquè no has posat al blog res del premi que et vaig coincidir. Passes de tot, xavalet. Aviam si amb tu m'hauré de dedicar a l'"ostiòpata".

Maribel ha dit...

Coincidir o concedir?

jordicine ha dit...

Concedir, està clar. Merci.

atxi ha dit...

Yo tengo una hernia discal y desde que voy al osteopata no tengo dolor. El medico solo me atiborraba a relajantes musculares, antiinflamatorios y analgesicos.
Creo que deberias contrastar información antes de decidir.
En otros paises sanitariamente mas avanzados: Francia, Italia, Belgica... la Osteopatia esta muy bien considerada.

jordicine ha dit...

Gracias por tus consejos, ATXI, que me parecen tremendamente inteligentes. No me acordaba de este post hasta que entré para contestar tu comentario. Fuí al médico y me acuerdo que me dijo que era imposible manipular las suprarrenales desde la barriga. Que o era un tema de energía -en el que él no creía- o que me habían tomado el pelo. No sé. Un saludo y hasta otra.