dimarts, de novembre 28, 2006

Comentario 'Hard Candy'. Nota: 8'4


Cuando la caperucita es el lobo

2005 /Festival de Cine Fantástico de Sitges: Mejor Película, Mejor Guión, Premio del Público / Director: David Slade / Thriller psicológico. Terror / 103 minutos / Intérpretes: Patrick Wilson, Ellen Page, Sandra Oh, Jennifer Holmes / Jeff (Patrick Wilson), un fotógrafo de 32 años, queda con Hayley (Ellen Page), una chica adolescente de 14 años a la que ha conocido a través de Internet. Después de tomar un café, la lleva a su casa con el propósito de hacerle unas fotos. Sin embargo, la joven no ha quedado con él por casualidad. Está firmemente convencida de que él es culplable de la violación y asesinato de otra chica menor de edad. Y está dispuesta a hacérselo pagar muy caro.

No recuerdo una película tan inquietante desde 'Réquiem por un sueño'. Deseas que acabe desde el mismo momento que empieza, para no sufrir más y conocer el final. No hay ni una escena desagradable, ni una gota de sangre extra; pero entre la música, los movimientos de cámara acelerados y las cortinillas horizontales de colores claros que recorren la pantalla de izquierda a derecha (cuando se intuye que va a ocurrir algo fuerte), te quedas pegado al sofá. Sufres más por lo que te imaginas, especialmente si eres un hombre, que por lo que realmente ves. Terror psicológico de muchos quilates. Podríamos definir la película como una nueva versión del cuento de la Caperucita y el Lobo, donde el que intenta cazar, acaba cazado; y de qué manera.

Extraordinaria interpretación de la canadiense Ellen Page que, si sigue por este camino, dará mucho de que hablar. Borda el papel de Hayley, sin excesos, sin dar tregua al espectador. Page está a punto de cumplir los veinte años, pero con el pelo corto y su cara aniñada pasa perfectamente por los 14 que tiene la protagonista del film. Su compañero de reparto está a la altura, transmitiendo perfectamente lo que siente cuando su invitada se apodera de él. Película altamente recomendable para personas que estén preparadas para las emociones fueres.

El final, coral, con todo los protagonistas importantes en la misma escena, es muy espectacular. Nadie es quien parece ser. Desde hoy lo tendré más en cuenta que nunca. No hay ni tiempo para mirar el reloj. Los 103 minutos pasan sin darte cuenta, en un santiamén. Por último, quiero decir que la aportación de Sandra Oh es simplemente anecdótica. No añade nada a la película, aunque siempre es agradable verla. La descubrí en la película 'Entre Copas', aunque se hizo popular en la serie 'Anatomía de Grey'.

1 comentari:

ury ha dit...

Uau! L'acabem de veure i hem flipat una estona. Molt forta... i, evidentment, te'ls posa per corbata. L'actriu és d'Oscar i ell també està genial, en una pel·li on el més fàcil seria caure en els excessos. Molt bé la planificació, el guió, tot... Resumint: aquesta Caputxeta té un parell d'ous.