dimarts, d’octubre 02, 2007

Cosas: Yo beso, tú besas, él besa...


¿Sois de los que dais dos besos la primera vez que conocéis a alguien? Puede parecer una pregunta idiota (y a lo mejor hasta lo es), pero yo la hago habitualmente desde hace tiempo. Hoy voy a intentar hacérmela a mi mismo y, si puede ser, intentaré contestarla. ¡Me encanta que me hagan esta pregunta!, como diría alguno. Ja ja ja. Yo soy partidario de ahorrármelos. Creo que cuando no conoces a una persona es mejor darle la mano. Hay más que suficiente. Yo soy muy besucón, dicho sea de paso. Me encanta dar dos besos a familiares y amigos (mujeres y hombres) cada vez que los veo, pero porque los quiero, porque los aprecio, porque me encanta estar con ellos...

Dar dos besos a una desconocida (a un desconocido ni me lo planteo, está claro) puede llegar a ser incómodo. Para mí, pero quizás (y digo quizás) también para ella. Llega una persona nueva al trabajo y me la presentan. ¿Hay que darle dos besos? A mí me parece que no. Si llega el momento y entra a formar parte de mi círculo de amistades, puedo darle diez mil... si se deja, claro. Pero no me apetece besuquearla cuando lo único que sé de ella es cómo se llama. A ver; si lo tengo que hacer lo hago (como no), pero no soy demasiado partidario del ‘aquí te pillo, aquí te beso’.

En Roma, donde antes vivía mi hermana, tuve una ‘experiencia religiosa’ que me abrió los ojos (como a Alejando Amenábar). Yo iba dos o tres veces al año a la ‘Ciudad Eterna’ y, como consecuencia, conocía bantante bien el entorno de Marta. Allí son más besucones que yo y, cuando coincidía con sus amistades, no faltaban los dos besos. Los chicos besan igual o más que a las chicas, que no me importa. Cuando hay aprecio, cualquier signo de cariño es agradable; no pasa nada. En uno de mis últimos viajes a Roma fui acompañado de una persona a la que la mayoría de gente no conocía. ¿Cuál fue mi sorpresa? Pues que cuando ella se dispuso a besar a uno de nuestros ‘interlocutores’ (que 15 segundos antes me había agasajado a mí), éste se retiró mínimamente y le ofreció la mano. Nada de darle dos tradicionales dos besos.

Cuando fue posible, le pregunté al chico que es lo que había pasado. Me lo explicó con toda naturalidad. A mí me conocía y me apreciaba; por este motivo me había dado los dos besos. A ella la conocía en ese mismo momento y, por lo tanto, no había tenido la oportunidad de tratarla. El tiempo diría cuál sería el ‘feeling’ entre ambos. Creo que tampoco hay que ser taxativo, pero si que es verdad que no apetece besuquear a alguien de quien no sabes absolutamente nada. Yo ya he contestado a mi propia pregunta; ahora la dejo en el aire: ¿Sois de los que dais dos besos la primera vez que conocéis a alguien?

Besos, ternura, que derroche de amor, cuanta locura...

15 comentaris:

Noemí ha dit...

Ejem... Yo creo que sí, casi siempre he dado dos besitos...

En realidad, me parece que eso del beso o del apretón de manos, depende de la situación, del contexto, de ambas personas...

Aunque acabes de conocer a alguien, se agradecen mucho más un par de besos, que un frío y distante apretón de manos... Es como... ofrecer algo de cariño en un primer contacto... suena raro, pero es más bonito, creo yo :P

En el trabajo, como dices, hay quien ofrece la mano... es algo más formal... Cuando vas a tratar un tema de negocios, una compra-venta... también se ofrece la mano... Aunque yo, personalmente, me siento menos incómoda si alguien desconocido me da dos besos que si me alarga el brazo, ejejej... Nu sé... Me da la impresión de que me encuentro en una situación más familiar, por eso lo prefiero :P

MiLi ha dit...

Yo también prefiero lo de los dos besos, es como romper el hielo, porque estamos acostumbrados, no por otra cosa, pero sólo con darte la mano ya le estás añadiendo formalidad al encuentro... ¿Y el chasco de cuando uno da la mano y el otro pone la cara? ...debería haber alguna forma de descubrir esto antes de que te pase, no? Los holandeses, que son muy formales ellos, en cuanto te conocen te dan la mano, y se asombran de nuestro saludo besucón, es más, dicen "oh, a la francesa"... lo que hay que oír... pero lo gracioso es que cuando ellos tienen confianza, entonces te dan 3 besos! (si es que en el fondo lo están deseando...) ;)

jordicine ha dit...

Acabo de cambiar de opinión! Qué fácil que soy de convencer, jolines! Si a Noemí i a Mili, dos de mis bloggers preferidas, les gustan los dos besos, cambio y ya está. A besuquear, que se acaba el mundo! Ja ja ja.

No, en serio, es verdad que dar la mano es serio pero, a veces, más conveniente. El otro día una presentadora de la Tele le dio dos besos a un entrevistado y éste quedó a cuadros. Hasta el punto que, dos horas después, la chica todavía se preguntada que le había llevado a darle dos besos y no la mano. Estaba preocupada. Pero bueno, cada caso es un mundo. Besitos a las dos. Besitos? Sí, claro. He aprendido la lección. Ja ja ja.

Noemí ha dit...

Calla, calla... yo a ti, si algún día te veo, te daré la mano, ajjajjajajajajajajjaajjaaj :P

PD. Es broma ;)

jordicine ha dit...

Ya te vale, Noe. Aunque no nos conozcamos personalmente, desconocidos, desconocidos... no somos. Aiii!!!

Maribel ha dit...

Suposo que depèn de l'àmbit. Si és a la feina i em presenten o haig de tractar amb una persona que no conec jo tinc la tendència de donar la mà però si em donen dos petons, cap problema.

Si estic amb amics i em presenten una persona nova, normalment els dos petonets ...

jordicine ha dit...

Molt bé. Veig que hi ha unanimitat en el costat femení. Tothom prefereix els dos petonets. Cap problema. I si se n'han de donar tres, doncs tres. Ja ja ja. Petons.

jordicine ha dit...

Molt bé. Veig que hi ha unanimitat en el costat femení. Tothom prefereix els dos petonets. Cap problema. I si se n'han de donar tres, doncs tres. Ja ja ja. Petons.

Sunshine ha dit...

Estoy a favor del roce, excepto en el trabajo. Y más que dos besos prefiero uno y un abrazo, aunque evidentemente esto se da cuando aprecio a la persona.
Al final nos vamos a deshumanizar de verdad, jooo, hay que achucharse!
Vale, si es desconocido con dos besos es más que suficiente ;)
Así que, un abrazo!

jordicine ha dit...

Ja ja ja. ¡Yo quiero dos besos! Es que ya no soy tan desconocido, No? No nos conocemos personalmente, pero sabemos muchas cosas uno del otro. Ja ja ja. Bueno, vale, un abrazo!!!

Sunshine ha dit...

Jope, qué "desapegao" :P
Pues dos besos, hale! Encima de que mando un abrazo virtual..., jiji.
Es que eso de que no nos conocemos...un poquillo, ¿no?jeje.
Abrazo forzado recibido!

jordicine ha dit...

Aquí hay 'barra libre' de 'saludillos'. Que cada uno elija el que quiers. Ja ja ja. Hasta la próxima.

jordicine ha dit...

Sorry. Creo que me hecho un lío con tu primer comentario. Ahora lo veo claro. Bienvenido el abrazo!!! A veces no sé donde tengo la cabeza. Jolines!!!

Jazmín ha dit...

Jordicine, estoy de acuerdo con algunos comentarios que dicen que depende de la situación... un apretón de manos es algo muy formal, pero creo que tambien pasa por un tema cultural, aca en Argentina por ejemplo no se acostumbra a dar dos besos a nadie. Hace poco estuve en Europa y cuando saludaba a alguien no podía acostumbrarme al segundo beso! me olvidaba! no pasaba por querer o no, solo que no estoy acostumbrada.
Y si de preferencias se trata, creo que un beso (o dos) se le puede dar a cualquiera, lo que solo a seleccionadas personas doy son abrazos, porque para mi un abrazo implica un acto mas cariñoso que un beso. Jamás podría abrazar a alguien que no aprecio...
Un beso! (o dos, como prefieras)

jordicine ha dit...

Hola Jazmín; i bienvenida al blog. Estoy de acuerdo con lo que dices del abrazo: es más que uno o dos besos. Si me das a elegir, me quedo con uno. Así nos saludamos como vos los hacei en Argentina. Hasta la próxima.